Angie Monroy

Imagen Ley 2189 de 2022 – Nueva regulación del comercio electrónico en San Andrés, Providencia y Santa Catalina

Ley 2189 de 2022 – Nueva regulación del comercio electrónico en San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Imagen Encabezado Blog Notas Desde el Escritorio

 

El pasado seis (6) de enero de 2022, el Gobierno Nacional expidió la Ley 2189 de 2022, “Por medio del cual se modifica parcialmente la Ley 915 de 2004, se regula el comercio electrónico E-Commerce en el departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina”, comoquiera que esta región de Colombia rige, además de las normas previstas en la Constitución y las leyes para los otros departamentos, por las normas especiales que, en materia administrativa, de inmigración, fiscal, de comercio exterior, de cambios, financiera y de fomento económico establezca el legislador, de conformidad con el artículo 310 de la Constitución Política de 1991, y es precisamente en este contexto en el que se expidió la mencionada norma.

Así las cosas, la Ley 2189 de 2022 ratifica a toda el área del departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina como Puerto Libre, es decir, como un territorio con una regulación especial en materia económica, fiscal y administrativa. Como consecuencia de ello, todas las importaciones a dicho territorio son libres y están exentas del pago de derechos de aduana, de manera que podrán introducirse toda clase de mercancías, bienes y servicios extranjeros, excepto armas, estupefacientes, mercancías prohibidas por convenios internacionales a los que haya adherido o se adhiera Colombia y, finalmente, los productos precursores de estupefacientes y las drogas y estupefacientes no autorizados por la autoridad competente, los cuales sólo causarán un Impuesto Único al Consumo, a favor del departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, equivalente al diez por ciento (10%) como tope máximo. Sin embargo, los productos manufacturados, confeccionados o hechos en la isla estarán exentos 100% de impuestos.

De otro lado, dicha ley señala que, sin perjuicio de las obligaciones establecidas en el Estatuto de Protección al Consumidor, los comerciantes debidamente establecidos en el departamento podrán enviar al resto del territorio aduanero nacional los productos que vendan por internet o cualquier otra forma de comercio no presencial, vía tráfico postal, envíos urgentes, carga o por cualquier otro sistema de transporte mediante la presentación de la factura de compra electrónica, en cantidades no comerciales, es decir, hasta diez (10) unidades de la misma clase vendidas al mismo comprador en un (1) solo día.

Finalmente, se establece que el Ministerio de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones o la entidad que haga sus veces realizará las acciones necesarias, para proveer el acceso a las telecomunicaciones e impulsar el desarrollo del ecosistema digital en el Archipiélago, para que la ley pueda ser aprovechada por los comerciantes y habitantes del departamento del mismo. Además, esta entidad estará encargada de coordinar, con las demás entidades nacionales, las medidas necesarias para facilitar el acceso a formación virtual en materia de empleo, emprendimiento y comercio virtual; así como del uso de herramientas tecnológicas a los habitantes de la isla, para lo cual, la norma faculta a la celebración de convenios y acuerdos con entidades públicas y privadas.

Esperamos que la nueva norma promueva el comercio en la Isla de San Andrés y su reactivación económica después de las afectaciones sufridas con ocasión de la pandemia del COVID-19, sumado a los estragos causados por el huracán Iota, para lo cual, será fundamental la creación de herramientas que fomenten la creación y operación de negocios en la isla, y la implementación del comercio electrónico.

Imagen Pie de página Blog Notas Desde el Escritorio

Descargar documento

Autor: Angie Monroy Brito.
Contacto: [email protected] , [email protected]
Fecha de publicación: Agosto 4 de 2022.

Imagen Decreto 255 de 2022 - Nuevas normas Corporativas vinculantes en materia de protección de datos

Decreto 255 de 2022 – Nuevas normas Corporativas vinculantes en materia de protección de datos

Imagen Encabezado Blog Notas Desde el Escritorio

 
 

El pasado 23 de febrero de 2022, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo expidió el Decreto 255 de 2022 “Por el cual se adiciona la Sección 7 al Capítulo 25 del Título 2 de la Parte 2 del Libro 2 del Decreto 1074 de 2015, Decreto Único Reglamentario del Sector Comercio, Industria y Turismo, sobre normas corporativas vinculantes para la certificación de buenas prácticas en protección de datos personales y su transferencia a terceros países”, de conformidad con la obligación señalada en el artículo 27 de la Ley 1581 de 2012, que establece que “El Gobierno Nacional expedirá la reglamentación correspondiente sobre Normas Corporativas Vinculantes para la certificación de buenas prácticas en protección de datos personales y su transferencia a terceros países.”

Así las cosas, la nueva norma establece nuevas obligaciones a las ya establecidas en la regulación colombiana en materia de protección de datos, con el objetivo de, por supuesto, obtener la certificación de buenas prácticas en materia de protección de personales, y de facilitar la transferencia de datos entre responsables parte de un mismo grupo empresarial y que estén ubicados en diferentes países, lo cual se materializa a través de un sistema de auto regulación establecido por el mismo responsable, que confiere derechos y garantías a los titulares de los datos, y deberes y obligaciones al grupo empresarial derivados del cumplimiento de los principios previstos en la Ley 1581 de 2012 y sus normas reglamentarias, y la aprobación que corresponde hacer sobre estas, a la Superintendencia de Industria y Comercio.

En este contexto, el Decreto 255 define como normas corporativas vinculantes como “las políticas, principios de buen gobierno o códigos de buenas prácticas empresariales de obligatorio cumplimiento asumidas por el responsable del tratamiento de datos, establecido en el territorio colombiano, para realizar transferencias o un conjunto de transferencias de datos personales a un responsable que se encuentre ubicado por fuera del territorio colombiano y que haga parte de un mismo grupo empresarial.”, las cuales deben establecer mecanismos que cumplan con lo establecido en la Ley de Protección de Datos y sus reglamentos y el mismo Decreto 255, para que la información transferida sea:

a) Tratados de manera lícita, leal y transparente.

b) Recogidos con fines conocidos, determinados, explícitos y legítimos, y no serán tratados posteriormente de manera incompatible con dichos fines.

c) Adecuados, pertinentes y limitados al mínimo necesario en relación a los fines para los que se traten.

d) Exactos y actualizados.

e) Conservados durante un periodo no superior al necesario.

f) Tratados bajo el control del responsable del tratamiento, quien, para cada operación de tratamiento, garantizará y demostrará el cumplimiento de las disposiciones del Decreto.

Para todos los efectos, dichas normas corporativas vinculantes serán de obligatorio cumplimiento, pues, en caso contrario, las empresas del grupo empresarial y cada uno de sus miembros serán solidariamente responsables del incumplimiento, y la Superintendencia de Industria y Comercio podrá investigar y sancionar al responsable en el territorio colombiano, por las infracciones de cualquiera de los miembros del grupo.

Así las cosas, las normas corporativas vinculantes deben contener, por lo menos, la siguiente información:

  1. La estructura y los datos de contacto del grupo empresarial de los miembros que aplicarán las normas corporativas vinculantes.
  2. Las transferencias que se harán, el tipo de tratamiento de datos y sus fines, el tipo de titulares afectados y el nombre de los terceros países.
  3. El carácter jurídicamente vinculante, para todas las entidades que conforman el grupo empresarial.
  4. La aplicación de los principios en materia de protección de datos.
  5. Los derechos de los titulares y los mecanismos y procedimientos para ejercerlos.
  6. Las medidas adoptadas para impedir las transferencias a otras entidades que no pertenecen al grupo empresarial.
  7. La persona o área encargada del cumplimiento de las normas corporativas vinculantes, y de la supervisión de la formación y del trámite de las reclamaciones.
  8. Los mecanismos para garantizar que se verifique el cumplimiento de las normas corporativas vinculantes.
  9. Los mecanismos para comunicar y registrar las modificaciones introducidas en las políticas y para notificar esas modificaciones a la Superintendencia de Industria y Comercio.
  10. El plan de formación en protección de datos para el personal que tenga acceso permanente o habitual a datos personales.

Estas normas corporativas vinculantes están sujetas a la aceptación, en primera medida, del órgano corporativo correspondiente según los lineamientos y estatutos de la sociedad responsable o de los acuerdos dentro del grupo empresarial, y, posterior a ello, se deben someter a la aprobación de la Superintendencia de Industria y Comercio como autoridad encargada de garantizar la efectiva protección de los datos personales de los titulares.

Esperamos que la nueva norma beneficie tanto a las compañías y responsables miembros de grupos empresariales en la transferencia de datos entre ellos, y a los titulares en la garantía de su derecho fundamental al habeas data.

Imagen Pie de página Blog Notas Desde el Escritorio

Descargar documento

Autor: Angie Monroy Brito.
Contacto: [email protected] , [email protected]
Fecha de publicación: abril 04 de 2022.

Flecha subir al inicio de la página