Juan Camilo Lugo

Imagen La automatización y digitalización del trabajo en la cuarta revolución industrial

La automatización y digitalización del trabajo en la cuarta revolución industrial

Imagen Encabezado Blog Notas Desde el Escritorio

 
 

La transformación digital y la automatización generan cambios en las dinámicas laborales porque transforman las herramientas disponibles para el trabajo, las habilidades en las que son formados los empleados y los resultados esperados por parte de los empleadores. Esta dinámica representa tanto limitaciones como oportunidades para los trabajadores ya que implica un ajuste en la oferta y demanda del mercado de trabajo. Las medidas de confinamiento por la pandemia del COVID-19 reflejaron una aceleración en los nuevos modelos de automatización y digitalización del trabajo en Colombia. Estos eventos acentúan un cambio que ya se viene dando: el uso de las herramientas digitales en todos los aspectos de la vida humana.

  1. ¿Por qué hay que tener en cuenta esta dinámica de cambio?

Si bien parecía que la automatización iba a tardar un poco más en afectar las relaciones laborales en el país, poco a poco se han presentado casos que pasan desapercibidos. Por ejemplo, antes todos los centros comerciales contaban con personal humano para el pago de los parqueaderos, ahora son reemplazados por máquinas de autoservicio. También hay casos mucho más evidentes y a mayor escala, como la industria manufacturera, la construcción o la automotriz en donde la automatización es una parte integral de su desarrollo.

Es más, a nivel global [1] el número de empresas que utiliza tecnologías de automatización inteligente en su modelo de negocio creció de manera acelerada durante la pandemia. En 2020 aumentó hasta 73 % frente a 58 % de 2019, según el estudio anual de Deloitte Automation with Intelligence, en el que se entrevistaron a 441 empresas de todo el mundo. Asimismo, de este 73%, el 23% aseguró que estaban llevando a cabo entre 11 y 50 automatizaciones y hasta un 13% decía estar escalando su estrategia con más de 51 procesos automatizados.

Así, en la actualidad el acelerado desarrollo de las TIC’s, como la incorporación progresiva de la robótica, están produciendo un gran impacto en el mundo de las relaciones laborales. Tanto que hoy en día casi cualquier empleo resulta impensable sin tecnología. No solo para su búsqueda, sino también a la hora de adquirir el conocimiento necesario para el manejo de estas nuevas herramientas.

Una afectación tan grande en el marco de las relaciones laborales y de las modalidades de trabajo suponen un cambio radical en cómo se maneja y organiza la sociedad, sobre todo a aquellos empleos que se han visto involucrados en todo este proceso de innovación tecnológica.

[1] Horton, R; Watson, J; Schaefer, G; Wright, D; Polner, A; Telford, T. (2020) Automation with intelligence. Pursuing organisation-wide reimagination.  https://www2.deloitte.com/content/dam/insights/us/articles/73699-global-intelligent-automation-survey/DI_Automation-with-intelligence.pdf

  1. ¿Qué se ha dicho en Colombia?

Es tal el papel de la automatización en nuestro país que las autoridades ya han empezado a pronunciarse nuevamente sobre el tema. El Ministerio del Trabajo mediante un comunicado del 10 de marzo de 2022 reveló en su publicación “Estudio de previsión del impacto de la automatización y de las tecnologías de la cuarta revolución industrial (4RI) en el mercado de trabajo colombiano”[2] la brecha que existe entre el capital humano disponible y el que se necesitará en un futuro próximo en términos de conocimiento y habilidades.  Además, el estudio evidenció una serie de hallazgos y oportunidades que radican en la necesidad de adaptar la educación superior y la formación profesional a una enseñanza más centrada en la interdisciplinariedad según el impacto que pueda tener la tecnología en la carrera que se esté cursando.

[2] Ministerio del Trabajo. (2021) Estudio de previsión del impacto de la automatización y de las tecnologías de la cuarta revolución industrial (4RI) en el mercado de trabajo colombiano. https://www.mintrabajo.gov.co/documents/20147/62093560/PREVISIO%CC%81N+DEL+IMPACTO+DE+LA+AUTOMATIZACIO%CC%81N+Y+DE+LAS+TECNOLOGI%CC%81AS+DE+LA+CUARTA+REVOLUCIO%CC%81N+INDUSTRIAL+4RI+%281%29.pdf/90bd158c-438c-2ac9-4262-573d96eeb4da?t=1646943734395

  1. ¿Cuáles son los retos que nos presenta la automatización en materia laboral?

Los principales actores que se verán involucrados al momento de resolver estas nuevas problemáticas son los empleadores, los empleados y los entes regulatorios, en particular el Congreso de la República. En primer lugar, para los empleadores la automatización trae una necesidad de inversión en avances tecnológicos con el fin de mantener su posición y competitividad en el mercado. No obstante, el reto aquí se presenta cuando la inversión debe hacerse en gran medida y a corto plazo, esperando resultados como mínimo a mediano plazo. En una coyuntura nacional en donde la economía se está recuperando del fuerte impacto de la pandemia, hay que ser cautelosos frente a este tipo de decisiones.

En segundo lugar, el cambio en la forma de hacer las labores genera que muchos trabajadores no tengan las habilidades demandadas por el mercado o sus ocupaciones sean reemplazadas. El desajuste entre las habilidades demandadas y ofrecidas por el mercado laboral resulta afectando, en mayor medida, a los grupos más vulnerables. Es justo esta problemática a la que apunta el Ministerio del Trabajo, en donde se debe resaltar la importancia de comenzar inmediatamente con un cambio en nuestro sistema educativo que genere conocimientos en base a la tecnología que poco a poco se apodera de cada profesión.

En tercer lugar, el Congreso de la República, junto con todos aquellos proponentes de políticas públicas, deberán trabajar para evitar llegar al extremo de dos posibilidades: (i) impulsar el avance tecnológico o (ii) proteger las profesiones y trabajos tradicionales. Aquí debe recalcarse la inminencia de este acelerado cambio digital y automatizado, que, de acuerdo a las condiciones actuales, tendrá graves repercusiones sociales si los trabajos clásicos no son capaces de adaptarse a esta dinámica. Por lo tanto, es necesario un trabajo conjunto en donde se logre una equivalencia que permita a estos trabajadores mantenerse activos en el sector productivo utilizando las nuevas herramientas que trae la automatización y la digitalización.

  1. Una conclusión práctica.

La adaptación a la cuarta revolución industrial en Colombia no es imposible, es más, está ha sido parte de los aprendizajes que ha dejado la pandemia por COVID-19. La necesidad de implementar la tecnología implicó un incremento en el comercio digital. No solo se adaptaron los vendedores al por menor, sino que también se potenciaron otros modelos de negocio como la venta y compra de comida y productos básicos a domicilio, el desarrollo acelerado de software para video llamadas y teleconferencias, incluso en términos de educación se incrementaron los cursos particulares virtuales de todo tipo de prácticas. Así, es claro que una mayor formación en habilidades digitales se traduce en mayor productividad en todo tipo de ocupaciones. Además, está relacionado a un ambiente de innovación y mayor competitividad, que puede traducirse en mejoras salariales. Y a gran escala, esto puede traer como resultado una sociedad mejor preparada para el choque cultural que puede llegar como consecuencia del avance tecnológico en el país.

Imagen Pie de página Blog Notas Desde el Escritorio

Descargar documento

Autor: Juan Camilo Lugo Pantoja.
Contacto: [email protected] , [email protected]
Fecha de publicación: marzo 30 de 2022.

Flecha subir al inicio de la página